¿HARTO DE LA GRASA ABDOMINAL? ELIMINAR ESTOS 7 NOCIVOS HÁBITOS TE AYUDARÁN

Además de ser muy molesta, la grasa que se aloja en la zona de nuestro abdomen puede poner nuestra salud en riesgo. Es el tipo de grasa más peligroso porque se acumula alrededor de nuestros órganos y aumenta las probabilidades de padecer cardiopatías, diabetes, entre otros problemas de salud.

Anuncios

Es por eso que si queremos cuidar nuestro bienestar debemos asegurarnos de que la cantidad de grasa en esta zona del cuerpo no sea excesiva. Aunque reducir el porcentaje de grasa del abdomen no es una tarea fácil, tal vez quieras comenzar por eliminar estos hábitos de tu rutina…

Deja de tomarte las colaciones demasiado “en serio”: Si bien los nutricionistas recomiendan disfrutar de snacks entre comidas, eso no significa que tengas que estar todo el día comiendo y mucho menos alimentos poco saludables. Es importante no perder de vista que todo lo que comemos aporta determinada cantidad de calorías.

No te olvides de los probióticos: La flora intestinal juega un papel muy importante en nuestro peso. Los probióticos como el yogur son muy efectivos para mantener la bacteria ”buena” en equilibrio. A este respecto, un estudio concluyó que si hay un desbalance en la cantidad de cada tipo de bacteria, hay más riesgos de sufrir obesidad.

Anuncios

Deja de ser tan espontáneo con tu alimentación (sin planificación no hay paraíso): Mantener una buena y ordenada planificación de nuestras comidas es la clave para cuidar nuestro peso. A fin de cuentas, ¿cuántos de nosotros cuando no teníamos comida en la heladera optamos por ordenar una ensalada? Pero si tienes un plan sobre qué comerás al día siguiente, reducirás el riesgo de tentarte con comida poco saludable.

¿Solo frituras?: Sí, se ven tan bien que a veces hasta sentimos que gritan desesperadamente nuestro nombre para entrar en nuestra boca. Pero a la hora de eliminar grasa abdominal, uno de tus peores enemigos serán los alimentos fritos. Esto se debe a que a través de su forma de cocción se recargan del peor tipo de grasa: la grasa trans que tiene efectos muy dañinos para el peso y la salud.
No transformes tus emociones en hambre: ¿Quién no se ha encontrado a sí mismo comiendo un pedazo de pizza frío a la mitad de la noche? Esa es la más pura manifestación de comer por ansiedad y en algún momento de nuestras vidas todos hemos pasado por eso. Pues, en lugar de comer porque estás ansioso o triste, busca otras actividades para cambiar la forma en que te sientes; de seguro serán mucho más efectivas que comer cuando no lo necesitas.
No escatimes con los vegetales: En cada una de tus comidas es necesario que al menos la mitad o un cuarto de tu plato esté cubierto por vegetales. No solo son muy buenos y ricos en fibra, sino que evitará que comas más de otros alimentos no tan saludables.

Anuncios

Te salteas comidas: Ya lo has escuchado demasiadas veces pero no puedes evitarlo. Ya sea porque te la pasas en reuniones de trabajo y lo olvidas o porque piensas que es la mejor manera para perder peso, continúas salteando comidas durante el día. Pero si no te alimentas a lo largo del día no solo se enlentecerá tu metabolismo (lo que significa que quemarás menos calorías), sino que sufrirás un gran ataque de hambre que tendrá como consecuencia que tomes malas decisiones a la hora de elegir qué comer.