Esta familia china pasó 6 meses haciendo ejercicio y ahora parecen modelos.

Perder peso es difícil, tanto mental como físicamente. Para conseguir perder kilos más fácilmente, un fotógrafo chino de 32 años llamado Jesse decidió ponerse manos a la obra junto a su familia. Todos se apoyaron los unos a lo otros durante la transformación de 6 meses, y lo hicieron tan bien, que las fotos de antes y después parecen increíbles.

Anuncios

Todo comenzó cuando la madre de Jesse se mudó con él y su esposa embarazada temporalmente para ayudar en las primeras fases de la maternidad. Usando esto como oportunidad, Jesse invitó a su padre también, que en esos momentos llevaba una pequeña fábrica de bambú, para fortalecer el vínculo entre los 4.

Cuando el futuro abuelo trajo su alcoholismo y su barriga cervecera consigo, Jesse pensó que un programa para perder peso le ayudaría a recobrar la pasión por la vida. Comenzaron haciendo marchas, que gradualmente se convirtieron en jogging. Cada vez hacían más ejercicio y empezaron a ir al gimnasio. Además, comprobaban los resultados midiendo sus cuerpos cada 10 días.

Lo que en un principio solo iba a durar desde el 10 de Marzo al 30 de Septiembre, se convirtió en su modo de vida, y la familia afirma que no lo va a dejar. Sin embargo, Jesse dice que sobre todo, lo mejor ha sido ver a su padre convertirse en un hombre con confianza en sí mismo.

Anuncios

Anuncios