7 Errores que cometes después de ir al gimnasio y que hacen que entrenar no sirva para nada

Comenzar a realizar una rutina de ejercicios de forma diaria es un gran beneficio para nuestro cuerpo, ya que además de fortalecernos en cuanto a forma física, también mejoramos muchos aspectos de nuestra salud, así como la circulación, la quema de calorías, entre otros.

Anuncios

Sin embargo, en una rutina de ejercitamiento no debemos tomar en cuenta solo lo que hacemos mientras entrenamos, si bien es importante, pero también hay muchos factores post-entrenamiento que deben ser tomados en cuenta y que normalmente no hacemos.

El entrenamiento no acaba apenas salimos del gimnasio, sino que en ese momento nuestro cuerpo se encuentra en un proceso que debe ser tratado de forma adecuada para que el trabajo con los ejercicios no se pierda. A continuación, te mostraremos los errores más comunes que se cometen después de entrenar.

ESTOS SON LOS ERRORES QUE NO DEBES COMETER LUEGO DE ENTRENAR

Anuncios

Luego de un entrenamiento, independientemente de si es muy fuerte o normal, solemos regirnos por nuestra intuición, es decir, si estamos muy cansados solo queremos acostarnos y no hacer más nada, pero realmente existen unos pasos importantes a seguir en este sentido.

Los errores más comunes que cometen las personas después de entrenar son los siguientes

No hidratarse. La hidratación es primordial durante y después del ejercicio, ya que de este modo refrescamos el cuerpo y agarramos energía, además de que reponemos todo lo que gastamos durante el entrenamiento.

No comer. Sí hay que ingerir alimentos luego de entrenar, hay quienes prefieren bebidas proteicas, pero no hay mucha diferencia si se ingiere un plato de comida sana y balanceada. Esto ayuda a reponer la energía perdida y debemos proporcionar proteínas para recompensar a los músculos.

No abrigarse. Normalmente las personas usan la menor cantidad de ropa posible mientras se ejercitan, ya que la temperatura sube. Pero, esto no debe ser de golpe, sino gradual, ya que el cuerpo debe adaptarse poco a poco para no producirnos debilitamiento, lo mismo ocurre al final del ejercicio.

Quedarse en reposo absoluto. Lo más común es que las personas quieran acostarse a no hacer más nada luego de ejercitarse, pero esto es perjudicial. El cuerpo requiere de un acondicionamiento gradual hasta quedar en reposo.

No estirar. Luego del ejercicio nuestros músculos deben estirarse para relajarse y debemos volver a adaptar nuestro ritmo cardiorrespiratorio. Por lo tanto, hay que hacer un estiramiento posterior que nos ayude a lograr esto.

No ducharse. Si bien, no hacer esto es antihigiénico, también está mal por otros factores. La ducha ayuda a mejorar la circulación y el cambio de temperatura corporal mejora la pérdida de grasa.

Aunque esto es malo de por sí, hacerlo después de cualquier actividad física es peor, ya que nuestro sistema respiratorio está en mayor actividad y así el daño es mayor.

Anuncios

No sigas cometiendo estos errores, ahora que los ves comparte esta información con tus amigos y familiares.